Menú superior

viernes, 9 de diciembre de 2011

La magia del océano azul

 

Las dos últimas lecturas que he hecho en papel han sido La estrategia del océano azul,  de W. Chan Kim y Renée Mauborgne y La magia de John U. Bacon y Lyn Heward, dos lecturas muy recomendables para cualquier emprendedor, para el que quiera serlo y para todos aquellos que disfrutamos con el marketing.

[caption id="" align="aligncenter" width="360" caption="Imagen vía: http://www.empresaemergente.com"][/caption]

La estrategia del océano azul, desarrolla toda una metodología para crear espacios en los que la competencia se vuelve irrelevante. ¿Suena bien no? Basándose en el análisis de múltiples empresas de éxito durante décadas, los autores presentan en el libro sus conclusiones a través del estudio de casos como el del Circo del Sol, la aerolínea de bajo coste Southwest Airlines, o el vino yellow tail. Un libro imprescindible, desde mi punto de vista.

domingo, 4 de diciembre de 2011

¡Pon un iWeekend en tu vida!

 

Más vale tarde que nunca y aunque ha pasado ya una semana desde que terminó el iWeekend Valencia 2011 no me podía quedar sin escribir sobre mi experiencia allí. Parafraseando a ese gran intelectual de nuestro tiempo, solo puedo decir que fue IMPRESIONANTE.

 

Impresionante, esperanzador, como decía Ricardo, enriquecedor, refrescante, ilusionante, motivador, optimista.... y podría seguir así un buen rato contando las sensaciones que allí se sienten. ¿No sabes qué es el iWeekend? Haz un break para leer el post de Jenn o el de Albert que lo explican muy bien y luego sigues.

Personalmente ha sido un gran fin de semana, en el que no he parado de trabajar, de APRENDER y de conocer a grandes profesionales que además son grandes personas y muy divertidos :) . La experiencia iWeekend te permite compartir 48h con gente entusiasta, que disfruta trabajando, compartiendo y volcándose en dar lo mejor de si mismos para ayudar a los demás a llevar adelante su idea. Tanto talento reunido trabajando en equipo solo puede dar resultados excepcionales. ¡Suena tan bien que parece que sea mentira!